Calaverita: Alan Turing

Se encontraba ya cansada
de llevarse almas en pena,
la huesuda por Europa
durante la segunda guerra.

No quería ni uno más
llevarse ya consigo,
por eso muy eficaz
contactó a un buen amigo

Estaba Alan Turing
resolviendo sus problemas,
cuando se presentó la calaca
y le comentó sus dilemas.

Te ofrezco salvar vidas
y hasta terminar la lucha,
si resuelves el enigma
que los alemanes escuchan.

Alan Turing aceptó
puso manos a la obra
el código descifró
y quedó tiempo de sobra.

La muerte sorprendida
y a la vez agradecida,
con su parte cumplió
y a descansar se retiró.

Autor: Pablo González

Etiquetas: 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para asegurarnos que eres una persona y prevenir mensajes automáticos.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.