Blogs

Calaverita

Autor: Kalel Davila

Calaverita a Isaac Newton

Su nombre era Isaac, su apellido era Newton,
Fue un gran matemático, que al mundo dejó mucho.
Las 3 leyes de Newton, han sido de mucho uso,
Y otros descubrimientos que dieron buenos frutos.

Nacido en Inglaterra, de parto prematuro,
Era tan pequeño, dijeron “no vivirá mucho”.
La muerte lo acechaba, pero Isaac se resistía.
Su primera batalla la ganó con osadía.

Calaverita científica

Se encontraba la catrina decepcionada del huracán
Ya que con Patricia pocas victimas pudo cobrar
Pensando un rato se lo ocurrió sin titubear
Dejar a la tierra sin científicos para variar
Ya que como buena ciudadana ante el SAT impuestos tiene que pagar

Estaba Stephen Hawking
Rectificando su teoría de los agujeros negros
Cuando la huesuda lo interrumpió
Y le dijo ¡aquí va un científico menos!

Calaveras literarias

Hoy, 2 de noviembre, día de muertos, es una buena oportunidad para disfrutar de una arraigada tradición mexicana: las calaveras literarias.

De acuerdo al portal Calaveras literarias,

"Las calaveritas literarias son parte del folclor mexicano enclavadas dentro de la tradición del Día de Muertos celebrada todos los años en el día dos de noviembre. Su origen se remonta al México Virreinal y han persistido hasta nuestros días siendo una muestra importante de la cultura del país." [1]

Algunos pensamientos sobre el libro "Design Patterns"

Recientemente volví a leer el libro de Design Patterns: Elements of Reusable Object-Oriented Software de Gamma et al. (mejor conocidos como Gang of Four), y es agradable darme cuenta de lo actual que aún resulta, incluso siendo un libro escrito en 1994. Aunque muchos libros sobre tecnología específica tienen una caducidad implícita (y usualmente corta) por la naturaleza del tema que tratan, hay otros libros sobre tecnología, que tienden más hacia la ciencia, que lograr trascender su expectativa de vida útil.

FreedomBox: tecnología que te da libertad

Me he percatado, con gusto, que el pasado 7 de agosto de 2015 fue publicada una nueva versión del proyecto FreedomBox: un esfuerzo colaborativo para integrar tecnología ya existente y crear un dispositivo personal que nos permita mantener comunicaciones seguras en caso de que exista inestabilidad política, o en caso de algún desastre natural, o simplemente para proteger nuestro derecho legítimo a la privacidad.

Mi experiencia con los cursos de la Author Academy de Springer

En días pasados, les había comentado sobre un recurso que abarca las bases de la escritura científica. Cuando escribí esa nota, sólo había tomado los primeros dos cursos, de los seis disponibles. Entonces, para darme una mejor idea del material existente, decidí tomar los 6 cursos y obtener mi certificado de participación. ¡Y ya lo conseguí!

"The Innovators", algunos comentarios sobre el libro.

Un libro bastante interesante en lo general. Se pudiera considerar que es una narrativa de la historia de la computación pero enfocándose en los personajes clave que fueron logrando los avances, la innovación necesaria que fue construyendo, paso a paso, la revolución tecnológica en la que vivimos hoy día.

El libro inicia, y termina, con Ada Lovelace, describiendo un poco de su vida personal para ponerla en contexto, pero también las influencias que la llevaron a establecer a manera teórica los principios que algún día serían alcanzados, o casi alcanzados, en la era moderna. Resalta la unión que trató de hacer entre la ciencia y el arte, característica que mostrarán varios de los innovadores a lo largo del libro (y que me recuerda un poco al libro "Gödel, Escher, Bach: An Eternal Golden Braid").

Aprendiendo a crear publicaciones científicas y académicas

Cuando uno inicia su camino como científico o académico, es común encontrarse con la labor de escribir literatura para dichas áreas, y uno no siempre sabe como iniciar este proceso. Sin embargo, hay varios recursos disponibles en Internet que pueden orientar y brindar las bases para no sentirse completamente perdido en esta actividad.

La nueva versión de Debian: Jessie | 8.0

El pasado 25 de abril del 2015 con beneplácito leí la noticia que la nueva versión del sistema operativo universal había sido liberada: Debian 8 Jessie. Este hecho fue el resultado de, aproximadamente, dos años de trabajo por parte de todos los desarrolladores y voluntarios de este proyecto. Y no sólo nos dieron esa alegría a todos los administradores que seguimos este sistema operativo, sino que el proyecto se comprometió a dar soporte a esta versión en particular por los siguientes ¡5 años!.

Entre algunas de las novedades más sobresalientes de esta nueva versión tenemos: systemd como sistema de arranque, mejoras en el soporte UEFI, soporte de 10 arquitecturas, y más de 43,000, sí ¡43,00! paquetes listos para usar.

A dos semanas de distancia de haber iniciado a utilizar esta nueva versión, puedo opinar que Debian me sigue brindando la misma, o incluso mejor, estabilidad que me ha estado otorgando los pasados 15 años. He utilizado diferentes distribuciones de Linux, y siempre que intento algo nuevo, después de darle algún periodo aceptable de prueba, suelo regresar a utilizar Debian, tanto en mis equipos de escritorio, como en los servidores que yo administro.

Claro que Debian no es perfecto, y ya comencé a sufrir uno que otro error causado por el controlador de la tarjeta aceleradora de gráficos. Pero, aunque no es lo deseable, es bastante entendible ya que los fabricantes no suelen abrir sus especificaciones para poder desarrollar un controlador adecuado al hardware.

Fuera de lo mencionado en el párrafo anterior, me siento muy contento con esta nueva versión, y agradezco públicamente a todo el equipo detrás del gran proyecto llamado Debian por aportar esta magnífica pieza de sistema operativo universal: ¡gracias!.

Páginas

Suscribirse a RSS - blogs